lunes, 6 de marzo de 2017

Walter Boechat en Medellín


La Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos (SCAJ), celebra la visita a nuestro país del analista brasilero Walter Boechat, quien disertará sobre un tema de gran actualidad: "Fanatismo y fundamentalismo: propuestas para una reflexión arquetípica.". En esta ocasión nuestro encuentro será en Medellín.

Sábado 18 de Marzo. Reservas hasta el lunes 13 de Marzo en el correo scajcomunicaciones@gmail.com

A continuación una breve reseña sobre nuestro invitado: 

Walter Boechat es médico psiquiatra, doctorado en el Instituto de Medicina Social de la UERJ y formado como analista en el Instituto C.G Jung de Zurich, Suiza.
Es miembro fundador y analista didacta de la Asociación Junguiana de Brasil (AJB), fundador del Instituto Junguiano de Río de Janeiro y miembro del comité ejecutivo de la IAAP en Zurich. Autor de varios libros sobre psicología analítica y revisor de la traducción del Libro Rojo al portugués.
Se desempeña como analista en consultorio particular, profesor de la formación de analistas en varios institutos junguianos del Brasil, conferencista y tallerista.

Fecha: Marzo 18 de 2007
Horario: 10 a.m. a 12 m.
Inversión: 50.000 pesos (Se cancela el día de la conferencia).
Lugar: Auditorio Torre Salud y Servicios, Clínica del Prado
Ciudad del Río  Cll 19A No. 44-25 Piso 8


lunes, 6 de febrero de 2017

Una mirada junguiana sobre el proceso de paz en Colombia

Ocho analistas comparten sus ideas y experiencias con respecto a los fenómenos de polarización constelados en el alma colombiana recientemente en relación con el proceso de paz, sus raíces históricas y arquetipales, sus expresiones en el ámbito social y en el clínico, las afectaciones emocionales producidas, lo femenino frente al proceso, los movimientos hacia la individuación y la transformación, el papel de la sombra individual y colectiva.



¡Los esperamos virtual y presencialmente!

sábado, 5 de noviembre de 2016

Cine foro sobre "El Cisne Negro"


El sábado 19 de noviembre tendremos en Medellín a Juan Carlos Alonso presentando su interpretación sobre esta gran película de Aronofsky.
Una excelente oportunidad para acercarnos al simbolismo de esta compleja y envolvente historia.
Como siempre, será en la sala de cine del CES con entrada libre. ¡Los esperamos!


Todo el mundo carga una sombra, y mientras menos esté incorporada en la vida consciente del individuo, más negra y densa será. Si una inferioridad es consciente, siempre se tiene una oportunidad de corregirla. Lidiar con los aspectos de la sombra exige que el individuo tenga que llegar a un acuerdo con los instintos, que es lo que Nina no puede hacer.
Juan Carlos Alonso 
Psicólogo, Analista Junguiano de la IAAP (International Association for Analytical Psychology). Director y miembro fundador de ADEPAC.
Hora: 10:00 am a 1:30 pm
Lugar: Sala de cine Biblioteca Fundadores.
Universidad CES (Transversal superior)





miércoles, 19 de octubre de 2016

Sobre el ritual del Bautismo


En una sociedad que se ha perdido en lo exterior, en el afuera, en la imagen, desconocemos que la psique necesita al ritual como una planta necesita agua para crecer. 

Se preservan sin embargo los sacramentos católicos como rituales marcantes, pero desafortunadamente muchas veces trivializados como requisitos, y despojados de su carácter sagrado y de su profundo simbolismo y valor para la psique.

Quiero compartir aquí algunas de las reflexiones que leímos en el primer ritual sagrado en la vida de nuestra Eloísa, su bautizo, con el deseo de hacerlos partícipes de esta ceremonia de enorme riqueza simbólica:

Los rituales son eventos simbólicos que le permiten a nuestra psique integrarse y prepararse para nuevas etapas, nuevos roles, nuevos pasos en el camino de lo humano.

El Bautismo es un rito de iniciación y su simbolismo parece inagotable.

Acercándonos a ese simbolismo, el agua es un componente fundamental. En tiempos bíblicos se usaba un río o una alberca en la que se sumergía por completo al bautizado. La inmersión total y el ahogo que la acompaña, significa una conversión. La muerte a una vieja vida y el renacimiento en un camino espiritual, en una comunidad.

Pero podemos preguntarnos, ¿a qué vieja vida podría renunciar un recién nacido? ¿Cómo podemos hablar de pecado en un bebé? 

El ritual no está dirigido a la individualidad del ser que nace, sino a su dimensión colectiva. En ese sentido, lo que llamamos pecado original no es algo que adquirimos individualmente. No es una consecuencia de nuestros actos o decisiones, es simplemente inherente a lo humano y por el hecho de ser humanos hace parte de nosotros. El pecado original no es otra cosa que la arrogancia del Ego, que debe ser trascendido para entrar en contacto con lo más sagrado en nosotros.

En el rito bautismal, el individuo se une con Cristo, imagen del hombre que trascendió, el ser iluminado, que representa la posibilidad de trascender el Ego, superando también las divisiones, los opuestos en nosotros, nuestra disociación interna. En la epístola de San Pablo a los Gálatas se menciona: Todos quienes fueres bautizados en Cristo os revestís de Cristo. No hay judíos ni griegos, no hay esclavos ni libres, no hay varón ni mujer; porque todos sois uno en Jesucristo (Gal 3: 27-28).

También Melitón de Sardes, teólogo del siglo II, nos deja una bella y simbólica imagen del bautismo:

Cuando, llevado por sus caballos flameantes, el sol completa su curso diario, en razón de su vertiginoso pasaje, asume el color del fuego, transformándose en una antorcha ardiente… Entonces, casi perdido de vista, desciende sobre el océano. Bañándose en las misteriosas profundidades, deja escapar vigorosas exclamaciones de júbilo, por cuanto el agua es su alimento. Él permanece uno e inalterado y, sin embargo, sale fortalecido de las profundidades un Nuevo sol, y hace brillar su luz sobre los hombres, después de purificarse en el agua.

Así, el Bautismo es esencialmente un ritual de purificación. El agua como elemento purificador por excelencia permite limpiar el pecado original. Es decir, tomar consciencia para renovarnos y lograr alcanzar la justa medida de nuestro Ego.

Otro elemento fundamental dentro del ritual del Bautismo, es el hecho de ser nombrados, recibir nuestro nombre frente una comunidad. Este hecho, de la mayor importancia, nos da una base de identidad desde donde construimos quiénes somos y seremos. Desde el punto de vista psicológico, aquello que se nombra surge a la conciencia y desde allí puede ser elaborado y procesado.

El nombre que elegimos para nuestra chiquita es ELOÍSA. Tiene origen germánico y su raíz es Eloi, que significa “la Elegida, aquella que es escogida”. El libro chino de las mutaciones menciona Gracia, claridad y belleza.
Es una variación de Luisa, que significa Guerrera de renombre.

Eloísa, sea este el inicio de un camino en el que Cristo, el ser iluminado, esté siempre presente para ti y te guíe en la difícil labor de trascender el Ego y de rescatar lo divino en lo humano.  Y que Cristo nos permita a quienes nos reunimos hoy aquí, estar a la altura de acompañarte en esta sagrada tarea.

Bibliografía
EDINGER, Edward (1985) Anatomia da Psique. São Paulo: Cultrix