lunes, 3 de mayo de 2010

Guerra y Arte

El arte ha sido, es y será siempre una de las formas más populares de expresar profundos contenidos psíquicos y procesar todo tipo de emociones.

No es por casualidad que la arte-terapia está tan presente en diversas corrientes de la psicología clínica.
Aunque se utiliza especialmente para trabajar con niños, sus múltiples herramientas también pueden ser utilizadas con pacientes de todas las edades, permitiendo un proceso menos racional y más afectivo a nivel psicológico.

Justo en este momento, en el que estoy estudiando la muy conocida técnica expresiva de Caja de Arena, desarrollada por Dora Kalff, seguidora y contemporánea de Carl Gustav Jung, recibí este maravilloso video que quiero publicar hoy.

Kseniya Simonova, ganadora de la edición ucraniana de Got Talent, recrea con sus manos la invasión de Alemania a Ucrania durante la segunda guerra mundial, por medio de una superficie iluminada, cubierta de arena.

Estos eventos tan sombríos, que marcan el inconsciente colectivo de la humanidad, siempre encuentran una expresión en el arte, como lo demuestra la inmensa producción artística alrededor del tema de la guerra, en pintura, literatura, cine, música y todo tipo de expresiones que se pueden llamar artísticas.

Para Jung, la expresión artística tenía la capacidad de curar psicológicamente, como lo menciona en el Libro Rojo, que él consideró el registro de su proceso de auto-curación.

Kseniya Simonova, por medio de su increíble talento, logra sensibilizar al público como si fuera cada uno de nosotros quien estuviera creando su arte.

Sin más preámbulos, los dejo con este video grabado en vivo, de esta animación creada únicamente con arena y luz.


2 comentarios:

Martha Enna dijo...

El arte no es una ingenuidad lúdica para niños. Es una necesidad del ser humano, desconocida y subvalorada.
Nos permite equilibrar la zoología con todo lo demás que también existe y a lo que tenemos derecho.

Ana María Salazar Villegas dijo...

Totalmente de acuerdo Martha, el arte es una necesidad, que nos permite trascender y "trascendernos".

¡gracias por tu comentario!